Los mejores Rascadores para Gatos en Bogotá Colombia

¿Cómo puedo saber el sexo de un gato?

  Posted on   by   No comments

No siempre es fácil distinguir a un gato macho de una gata, y es aún más difícil conocer el sexo de un gatito o un macho castrado. Sin embargo, existen signos y comportamientos reveladores que pueden facilitar la determinación del sexo de un gato. 

Identificando el sexo de un gato recien nacido

Para aquellos que adoptan un gatito, es probable que la nueva mascota tenga solo unas pocas semanas. Los gatitos recién nacidos y pequeños son tan inmaduros que es casi imposible saber su sexo. Sin embargo, una vez que tienen seis u ocho semanas de edad, sus genitales se vuelven más obvios visualmente. 

El pene normalmente no es visible en los gatos machos y es poco probable que el dueño pueda sentir o ver el escroto. Por lo tanto, la aparente falta de pene o testículos no es una indicación de que un gatito sea hembra. Como regla general, los criadores usan “signos de puntuación” para identificar el sexo de los gatos más jóvenes o  castrados.

Cómo reconocer el sexo

Para hacer esto, levante suavemente la cola de la mascota; comience acariciando suavemente e intente rascar la parte baja de la espalda del gato, ya que puede levantar la cola automáticamente cuando comience a ronronear.

  • Hembra: Para mirar el área genital de una gata, el espacio justo debajo de la cola, se verá como un signo de exclamación al revés, con la larga hendidura del área vaginal debajo del ano. El ano y la vagina generalmente están separados por solo media pulgada, en los gatitos, el ano y la vagina pueden verse como puntos y pueden estar aún más juntos.
  • Machos: El gato macho tiene una mayor separación entre el ano y el pene, con los testículos en el medio. Ambas aperturas se parecen más a puntos, círculos o dos puntos que a ranuras o líneas.

Aprendiendo el sexo de gatos adultos

Para aquellos que adoptan un gato adulto, use la misma técnica de sexado que se usa para los gatitos; esto suele funcionar bien para cualquier caso. Sin embargo, si una mascota no está esterilizada o castrada, será más fácil determinar su sexo según la apariencia y el comportamiento. Una vez que los gatos están esterilizados o castrados, no hay una diferencia obvia de comportamiento entre los géneros; Es probable que las diferencias aparentes estén relacionadas con los temperamentos individuales de los gatos.

  • Gatos sin esterilización: Los gatos machos que no han sido castrados tienen testículos fácilmente visibles y una papada más ancha. También tienen comportamientos únicos que comienzan a medida que alcanzan la madurez y es más probable que marquen su territorio mediante el rociado de orina que los machos castrados. 

Una gata que no ha sido esterilizada entrará en celo aproximadamente cada dos semanas. Durante este tiempo, su comportamiento puede cambiar drásticamente mientras intenta encontrar pareja. Las gatas sin lengua suelen ser más exigentes de atención y vocalmente más ruidosas.

  • Gatos esterilizados y castrados: Es posible que se necesiten radiografías o una ecografía abdominal para confirmar que ha sido esterilizada. Con las gatas, es importante saber si han sido esterilizadas o no antes de tener una camada no planificada. 

La mayoría de los gatos machos castrados todavía mostrarán los vestigios de un saco testicular, el ano y el pene todavía están relativamente juntos. Los gatos castrados no mostrarán comportamientos típicos de machos, son generalmente más pasivos y las hembras esterilizadas no entran en celo.  

Diferencias de apariencia

Si bien todos los gatos se ven muy similares, algunos colores e indicaciones físicas son exclusivos de un género en particular.

  • Es extremadamente raro que un gato macho tenga un percal tricolor o un pelaje de carey naranja y negro. Para aquellos con un gato calicó o tortuga, es muy probable que la mascota sea una hembra.
  • Es raro que una gata tenga un pelaje de color naranja o jengibre (o rayas naranjas y blancas). Para aquellos con un gato naranja, existe una probabilidad bastante alta de que sea un macho.
  • Es mucho más probable que una gata que ha dado a luz tenga pezones visualmente obvios (aunque tanto los machos como las hembras tienen pezones).
  • Las hembras que atraviesan el celo pueden tener flujo vaginal y una gata preñada tendrá una barriga distendida y colgando.

Conclusión

Ahora ya estás preparado para identificar a tu gato, así podrás llevarlo al veterinario a conocer sus cuidados adecuados. Y recuerda, si necesitas productos para gatos en Bogotá, nosotros somos los mejores.

Share
Categories: Uncategorized

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share